Aldea del Rey

Gracias por visitar nuestra web y os esperamos en nuestra localidad.

Castillo de Calatrava la Nueva

El coloso manchego y templo de la orden de Calatrava afincado en la localidad de Aldea del Rey

En lo que hoy es el aparcamiento (final del camino de acceso), se han encontrado restos de la Edad del Bronce y de un poblado visigodo. La fortaleza se halla situada en la cima de un cerro en forma de cono a 936 m de altitud, con una densa vegetación autóctona en sus laderas y en su base rodeado de grandes pedrizas o canchales que hacen difícil su acceso. El camino empedrado hoy existente se hizo para la visita de Felipe II a la fortaleza en 1560 y nos lleva hasta la base del castillo. Su situación controla uno de los pasos naturales hacia Sierra Morena. No se conoce con exactitud el año inicial de su construcción, si bien hay referencias de su uso por Nuño de Lara en 1187 como antiguo Castillo de Dueñas.

En 1191 Rodrigo Gutiérrez Girón y su segunda mujer, Jimena, donaron por sus almas a la Orden de Calatrava la mitad de las rentas y heredades que tenían en este antiguo Castillo de Dueñas, dejando expresamente la mitad de las rentas a favor de los hijos del primer matrimonio del donante.2 Tres años después, éstos vendieron a la Orden sus derechos en el castillo por la suma de 1000 maravedís.3

En 1201, Alfonso VIII confirmaba a los calatravos la propiedad íntegra del castillo. En 1211 los musulmanes recuperaron el cercano Castillo de Salvatierra, que no volvería al dominio de los cristianos hasta 1226; esto reforzó la importancia estratégica del cerro donde se encontraba el castillo de Dueñas.

La fortaleza actual es de grandes dimensiones (46 000 metros cuadrados), y fue construida por los caballeros calatravos en los años 1213 a 1217, después de la batalla de las Navas de Tolosa, empleando como mano de obra a buena parte de prisioneros tomados en dicha batalla. Una vez erigida, se convirtió en sede de la Orden de Calatrava, y en una de las más importantes fortalezas de Castilla. Su historia corre pareja a la de la propia Orden.

Fue construido para sustituir como sede maestral a la ciudad de Calatrava la Vieja, situada más al norte, en la margen izquierda del río Guadiana, lugar donde a mediados del siglo se había fundado esta orden militar.

El castillo pervivió hasta el siglo XIX, en que fue abandonado tras las desamortizaciones religiosas emprendidas por el ministro Mendizábal para sanear las cuentas estatales en 1835.

La iglesia del Sacro Convento y Castillo de Calatrava la Nueva

Palacio de la Clavería

Una de las casas más importantes de la Orden de Calatrava

Fundado por Felipe II para albergar al Clavero de la Orden de Calatrava, quienes custodiaban el castillo y convento de la orden mayor cuando residían en ellos Maestres y los Caballeros de ahí el oficio de clavero.

La villa de Aldea del Rey fue residencia de los frailes de la Orden de Calatrava, moradores del Convento de Calatrava hasta 1217, y separada por Felipe II de la Mesa Maestral dándole la Dignidad de Clavería, motivo por el cual se construyó una casa encomienda conocida con el nombre de palacio del Norte o palacio de la Clavería, donde vivió el Cardenal-Infante Fernando de Austria, hijo de Felipe III.

El palacio de Clavería, era el lugar de residencia del Clavero, cuarta dignidad de la Orden de Calatrava después del comendador Mayor de Aragón. Se construyó en Aldea del Rey porque las dignidades de la Orden, como la del Clavero, residían normalmente en los lugares cuyos beneficios usufructuaban por ser inherentes a su cargo. El Clavero, como su nombre indica, tenía a su cargo la custodia de las llaves del castillo-convento.

Su última utilidad práctica fue la de servir de casa-cuartel de la Guardia Civil.

El Palacio de la Claveria