El Palacio de la Claveria

El Palacio de la Clavería, está considerado por todos los estudiosos de la Orden de Calatrava como el gran desconocido de la Orden, ya que muy poca gente sabe que dicho monumento existió ni cual era su función.

Como su propio nombre indica dicho Palacio fue mandado construir por Felipe II para albergar al Clavero de la Orden de Calatrava. El Clavero era el encargado de custodiar las llaves del Castillo, además de abastecer a los caballeros que allí vivían (facilitarles los alimentos, armas, etc. que estos necesitasen). El Clavero era también la tercera dignidad de la Orden (por debajo del Maestre y el Comendador).

El Palacio de la Clavería también actuaba como casa de Hacienda (es decir, aquí es donde se almacenaban los tributos recogidos).